Uno de los grandes retos de la educacion del siglo XXI, lo constituyen las tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), las cuales representan nuevos modos de expresión, de participación y recreacion cultural. Los conflictos que traen consigo son multiples y de gran alcance pero la clave está en establecer el sentido y aportación en el proceso de enseñanza-aprendizaje y en una correcta política en la formacion docente